In-Vitro

foto14

La micropropagación es una técnica biotecnológica utilizada para la multiplicación de materiales vegetales. Esta técnica nos permite propagar una planta, produciendo una gran cantidad en muy poco tiempo y genéticamente idénticas a la primera (clonación). En tal sentido es bueno destacar que la técnica no afecta la información genética de las plantas multiplicadas y que no tiene nada que ver con los transgénicos.

Esta técnica presenta diferentes ventajas en la producción de plantas tales como:

* La posibilidad de multiplicar especies que no se logran producir
eficientemente por los métodos convencionales
* Capacidad de obtener una gran cantidad de plantas en poco tiempo
* Producir plantas totalmente libres de enfermedades
* Producir una alta cantidad de plantas genéticamente idénticas

La técnica consiste en introducir in vitro una porción de material vegetal a partir del cual se regenera una nueva planta. A partir de dicho momento se realiza un ciclo de multiplicación cada 20 a 30 días, logrando así una multiplicación exponencial. Una vez alcanzada la cantidad de plantas deseadas se realiza una etapa de crecimiento de la planta y una ultima etapa donde se induce la formación de raíces.

Todo el proceso se realiza in vitro, en condiciones de esterilidad y en donde el medio de cultivo aporta todos los nutrientes necesarios para el desarrollo de las plantas, con una composición especifica para cada variedad y etapa del proceso. El crecimiento se realiza en una cámara de cultivo con un ciclo de 16 horas de luz y 23 a 24°C.

Una vez que se completa el proceso se obtiene una planta que es llevada a un invernáculo de condiciones controladas para completar una etapa de aclimatación, en donde la planta se adapta a las condiciones de vida externa.